Noticias

Piden declarar en emergencia zonas afectadas por derrame petrolero en Loreto

El Gobierno Regional de Loreto pidió al Poder Ejecutivo que se declare en emergencia sanitaria 11 localidades del distrito de Manseriche, en la provincia del Datem del Marañón. Estas localidades han sido afectadas por el derrame de petróleo ocurrido en del Oleoducto Norperuano (ONP).

El accidente ocurrió el pasado 18 de junio y hasta ahora no se pueden efectuar los trabajos de reparación ni medidas para contener la fuga porque los habitantes de las comunidades nativas de Jerusalén y Nuevo Progreso habrían impedido el ingreso de trabajadores de Petroperú.

Imagen: Perú21

Ismael Perez Petsa Joven, líder indígena Awajun, actual asesor de la comunidad de Chapis y anexos en el distrito de Manseriche, negó que los nativos estén detrás del derrame ocurrido y acusa a la empresa estatal de ser la responsable por la falta de mantenimiento. Por su lado José Fachín, dirigente de los pueblos afectados, instó a que se forme una comisión de la verdad, integrada con representantes indígenas para abordar el tema del derrame del petróleo.

Respecto a un acto de violencia entre los residentes y personal de Petroperú, José Fachín sostuvo que los habitantes están indignados debido a la desinformación sobre este caso. “Se informa sin tomar en cuenta la situación de la población. Lo que pretenden es manifestar que los pueblos indígenas son los responsables de estos actos y no es así… Por eso estamos pidiendo una comisión de la verdad para investigar y saber quiénes son los responsables”, señaló el dirigente.

Cabe señalar que la gerente de comunicaciones de Petroperú, Beatriz Alva, informó que el personal llegó al lugar para reparar lo sucedido; sin embargo, habrían sido retirados por los residentes del sector Nuevo Progreso.

Por su parte Percy Minaya, jefe de la Dirección Regional de Salud, informó que el trámite para la declaratoria de emergencia sanitaria se efectuó a través del Ministerio de Salud y el pedido está en manos de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Más de 900 familias están afectadas por la contaminación de las fuentes de agua. Las poblaciones afectadas son Nuevo Progreso, Saramiriza, Gasolina, Puerto Eliza, Betania, Ncacuy, 28 de Julio, Alfonso Ugarte, San Juan de Marañón, Limón y Acapulco.

28 de junio de 2019

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *