Noticias

Rechazan impunidad y violencia ante juicio por crimen de activistas Amazonía

Juicio por asesinato en 2011 de dos dirigentes ecologistas de la Amazonía brasileña empieza hoy miércoles.

Marabá (Brasil), 3 de abril.- El juicio por el asesinato en 2011 de dos dirigentes ecologistas de la Amazonía brasileña empieza este miércoles en la ciudad de Marabá con el deseo expresado hoy por grupos de activistas de que se detenga la impunidad y la violencia de madereros y hacendados con los campesinos.

José Claudio Ribeiro da Silva y su esposa, María do Espíritu Santo da Silva, fueron asesinados a tiros el 24 de mayo de 2011 dentro del Proyecto Agroextractivista Praialta-Piranheira, una reserva ambiental amazónica cercana a Marabá en la que vivían desde hacía más de veinte años dedicados a la extracción de la castaña.

Al juicio, que se celebrará en el Foro de la Justicia de Marabá, con la presencia de observadores de ONG internacionales, comparecerán tres acusados: José Rodrigues, Alberto Nascimento y Lindonjonson Silva.

“El mensaje es muy claro: es realmente necesario que pare esa violencia”, dijo hoy en rueda de prensa la ex congresista sueca Marianne Andersson, integrante del Consejo Directivo de la Fundación Right Livelihood Award, conocida como el “Premio Nobel Alternativo”.

Según dijeron en la época familiares y amigos, la pareja recibía amenazas desde 2009 por sus denuncias contra madereros interesados en invadir la reserva, donde vivían 500 familias en cerca de 22 mil hectáreas en las que hay maderas de alto valor comercial, como la caoba.

En ocasiones, los activistas fueron blanco de pistoleros que rondaban su vivienda y disparaban al aire, según las denuncias.

El matrimonio era directivo del Consejo Nacional de Poblaciones Extractivistas, una organización no gubernamental fundada por el líder ecologista Francisco “Chico” Mendes, cuyo asesinato en 1988 tuvo gran repercusión mundial.

La región donde se encuentra la reserva, próxima a Marabá, en el estado amazónico de Pará, es foco continuo de conflictos entre pequeños agricultores y madereros por la preservación de la Amazonía, así como entre hacendados y campesinos por la propiedad de la tierra.

Organizaciones de campesinos que se manifestarán mañana frente al tribunal para apoyar a familiares y amigos de los asesinados denunciaron hoy la situación de los campesinos en Pará.

El representante del Movimiento Sin Tierra (MST) Tito Moura dijo que esa organización quiere “que la sociedad de Pará y Brasil sepan lo que está sucediendo en el sur de esa región” con los trabajadores del campo.

“Debates que hoy ocurren en esta región van a estar en discusión, como la impunidad, la violencia en el campo, la reforma agraria o la defensa del medio ambiente. Estaremos en vigilia por la memoria de nuestros compañeros y por la lucha por justicia”, expresó Rose Lima, representante de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), organización vinculada a la Iglesia católica.

En el mismo acto, la hermana de José Claudio, Claudelice, denunció la pasividad del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) porque, según ella, “sabía todo lo que sucedía en ese asentamiento y no hizo nada. No hicieron nada, hasta el punto de matar a mi hermano y a mi cuñada”.

Fuente: El Confidencial (Esp).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *