enlaceNoticias

¿Deben las organizaciones indígenas nacionales recibir dinero de las empresas extractivas?

Convenio entre Aidesep y Petrobras genera polémica.

Servindi, 15 de oct.- ¿Es éticamente correcto que una organización indígena nacional reciba dinero directamente de una empresa extractivista dedicada a la minería, gas o petróleo? Esta es la interrogante que surge luego de conocerse el contrato mediante el cual la empresa Petrobras, de Brasil, acuerda con Alberto Pizango, presidente de la Aidesep, financiar actividades en las comunidades ubicadas en el área de impacto de proyectos extractivos a fin de prevenir conflictos.

El contrato suscrito el 11 de julio de 2012 entre Alberto Pizango Chota, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) y Pedro Miguel Grijalba Vásquez, Director Presidente de Petrobras Energía Perú S.A., compromete a la empresa a aportar Doscientos mil soles (aproximadamente 77,500 dólares) para financiar actividades detalladas en un plan de trabajo.

El convenio busca “establecer las bases para articular esfuerzos comunes entre AIDESEP y PETROBRAS para el desarrollo de acciones conjuntas que lleven al cumplimiento de los objetivos organizativos al interior de las comunidades permitiendo mantener relaciones armoniosas entre las Comunidades Nativas y la Empresa Privada”.

La finalidad es lograr “relaciones armoniosas” con el fin de evitar conflictos entre ambos actores “que pudieran afectar el normal desarrollo de las actividades de cualquiera de las partes”. En tal sentido se considera fundamental “comunicar a las comunidades los avances de los proyectos de hidrocarburos de PETROBRAS -brindando información oportuna y transparente sobre los mismos- recogiendo y canalizando las inquietudes de las comunidades sobre dicho particular”.

El convenio detalla que “las actividades estarán circunscritas a las comunidades nativas ubicadas en el área de influencia de las operaciones de exploración de PETROBRAS en la Amazonía nacional”. Una de las cláusulas señala que cualquier otro documento futuro entre AIDESEP y PETROBRAS “deberá encuadrarse en la letra y el espíritu de lo que expresa el presente Convenio” y deberá “ser agregado como Adenda del mismo”.

Sorpresa y preocupación

El contrato viene siendo difundido por diversas redes de correos electrónicos generando sorpresa y preocupación, pues no ha sido una práctica común de la AIDESEP este tipo de convenios de cooperación. Se sabía que organizaciones indígenas de otros niveles como las comunidades de base, las federaciones y organizaciones regionales suscribían acuerdos de este tipo con las empresas debido a la precariedad de sus recursos y a la necesidad de atender tareas de campo en procesos de negociación concretos.

Sin embargo, según la opinión de diversos especialistas en temas indígenas, no ha sido práctica común que una organización indígena nacional reciba fondos directamente de empresas por tener otras fuentes de cooperación solidaria y preservar su autonomía frente a intereses empresariales privados.

Petrobras

La empresa Petrobras llegó al Perú en 1996 y realiza exploraciones en las cuencas del Marañón, el Huallaga y Madre de Dios. Uno de sus principales hallazgos es el realizado en el Lote 58, localizado en el Departamento de Cusco, adyacente a los lotes 88 y 56 de Camisea.

El lote, ubicado en el distrito de Echarate, provincia de La Convención, Región Cusco, tiene proximidad a varias áreas protegidas, como el Parque Nacional Manu y el Santuario Megantoni, lo que demanda un especial cuidado para prevenir cualquier tipo de accidente.

Petrobras es una empresa integrada de energía que actúa en toda la cadena productiva de petróleo y gas, y en la producción de biocombustibles y otras energías alternativas. Tiene presencia en 28 países, en los 5 continentes y está considerada como la quinta mayor empresa de energía del mundo.

PETROBRAS declara asumir como principio “el respeto de las comunidades nativas del Área de Influencia Directa e Indirecta de sus operaciones, vinculándose con los intereses de la población e institucionaes del Área de Influencia, siempre en el marco de la normatividad aplicable”.

AIDESEP

AIDESEP es la organización nacional matriz de los pueblos amazónicos del Perú cuya finalidad es defender la vida, el territorio, los recursos naturales, la cultura y los demás derechos humanos, económicos y políticos. Fue constituida en 1980, y promovió la Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica (COICA) en 1984,

En 1986 -junto al Consejo Aguaruna-Huambisa y la COICA- recibió el Premio Nobel Alternativa a la Paz, en Suecia, por su lucha a favor de los pueblos indígenas de la amazonía peruana.

Acceda al texto del contrato con un clic en el siguiente enlace:
http://servindi.org/pdf/convenio_Aidesep_Petrobras.pdf

Fuente: Servindi.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *